¿Puedo solicitar las ayudas al alquiler?

Ayudas al alquiler

Los jóvenes inquilinos de las grandes ciudades recibirán hasta 390 euros al mes para poder pagar su alquiler

El Gobierno aprobó en marzo el Real Decreto que articula las ayudas del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. Una norma que, como medida estrella, amplía la posibilidad para los menores de 35 años de acceder a una vivienda “digna y adecuada” en régimen de alquiler. También se amplían las ayudas para que los jóvenes puedan comprar o rehabilitar su casa en zonas rurales para evitar la despoblación, se dotará una mayor cuantía a los afectados por un desahucio y se otorgarán subvenciones por primera vez a promotores privados para que construyan viviendas destinadas a alquiler, algo que antes se restringía a las administraciones públicas.

“Es un plan con enorme vocación social que no surge de la noche a la mañana”, ha explicado este viernes el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. “Se han incorporado mas del 80% de las sugerencias recibidas en el proceso por parte de las autonomías, de los ayuntamientos y los profesionales del sector”.

Estas son las claves del decreto aprobado hoy por Fomento:

¿Las ayudas al alquiler son para todos?

Sí… siempre que la unidad de convivencia —definida como “el conjunto de personas que habitan y disfrutan de una vivienda de forma habitual y permanante y con vocación de estabilidad, con independencia de la relación existente entre todas ellas—” no ingrese en conjunto más de ciertos límite definidos por el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

¿Y qué limites de ingresos son esos?

Por regla general, que el inquilino tenga una renta inferior a 22.558 euros anuales (es decir, tres veces el IPREM en 14 pagas). En el caso de familias numerosas y personas con discapacidad, el límite de la renta asciende a cuatro veces el IPREM, unos 30.078 euros. Son límites máximos que se aplicarán de forma general, pero el decreto prioriza quién podrá recibir el dinero.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Prometemos no llenar tu buzón de SPAM. Recibirás solo una newsletter al mes con novedades.

¿Cuáles son esas prioridades?

Las personas con menos ingresos tendrán prioridad sobre el resto. Se restringe a 11.279 euros anuales —1,5 veces el IPREM— el límite para inquilinos con más de 35 años y que viven solos. Es decir, si ganas más de 805 euros brutos al mes, con dos pagas extra, será difícil que accedas a una ayuda porque el Gobierno prorizará al resto y solo la recibirás si el presupuesto da de sí para ello.

Si la unidad de convivencia está compuesta por dos o más personas, el límite de renta es de 2 veces el IPREM y 0,5 adicionales para cada individuo adicional, sea o no adulto. Es decir, una pareja sin hijos debería ganar 15.039 euros como máximo conjunto para tener ayuda (1.074 euros cada mes, más las extras de verano y navidad). El baremo, eso sí, mejora ligeramente el plan de vivienda anterior que limitaba a ‘un IPREM’ el límite máximo para pedir ayuda en el caso de personas solas, a “1,5” cuando la unidad de convivencia estaba formada por dos personas y un 0,3 adicional si el resto de individuos tenía menos de 14 años.

¿Da igual la ciudad en la que viva?

No. El desembolso mensual por alquiler no debe superar los 600 euros con carácter general, pero en ciudades como Madrid o Barcelona, el límite se elevará a 900 euros. Fuentes del ministerio de Fomento explican a 20minutos que el listado de ciudades con este problema de burbuja del alquiler “aún no está cerrado”, pero podría incluir finalmente otras como Ibiza, una de las urbes donde más ha subido el alquiler en los últimos años.

¿Cuánta ayuda me corresponde?

La novedad del plan respecto al del cuatrienio anterior (2013-2016) es que aumentan las ayudas para los jóvenes menores de 35 años —que no sufrirán las priorizaciones del resto de inquilinos— y para las personas afectadas por la burbuja del alquiler en las grandes urbes.

En el caso de los menores de 35 años, el límite de la ayuda será del 50% del alquiler si cuesta menos de 600 euros y del 30% sobre el exceso de fasto de arrendamiento de 601 a 900 euros. Esto quiere decir que un joven que paga 900 euros de alquiler en una gran ciudad podría recibir una ayuda máxima de 390 euros: son 300 euros por el 50% de esos primeros 600 euros… y otros 90 euros calculados como el 30% de los 300 euros adicionales. En el caso de los mayores de 65 años, los porcentajes también son del 50% y 30% en sendos tramos, respectivamente.

Para el resto de inquilinos, el porcentaje se reduce al 40% en el primero de los tramos y se mantiene al 30% en el segundo, por lo que la ayuda máxima que podría recibir una unidad familiar que cumpla con los requisitos de ingresos será de 240 euros del primer tramo y 90 euros del segundo, unos 330 euros. Se elimina en este caso el límite de 2.400 euros anuales que existía en el anterior plan de vivienda.

¿Durante cuánto tiempo podré recibir el dinero?

Tres años. Las ayudas además tendrán carácter retroactivo con fecha 1 de enero, por lo que se recibirá el dinero de la ayuda que corresponda a estos primeros meses del año. El ministerio aclara a este medio que el beneficiario tiene la “obligación” de dejar de percibir la ayuda si en ese periodo deja de cumplir los requisitos si no quiere enfrentarse a un expediente administrativo de reintegro de las cantidades incorrectamente recibidas.

Perdí mi casa en un desahucio, ¿qué ayudas al alquiler puedo tener?

Las personas afectadas por un desahucio, tanto por el impago de las cuotas de la hipoteca o por no afrontar la mensualidad del alquiler, contarán con ayudas que pueden ser del 100% del alquiler siempre que este no supere los 400 euros. El coste de este programa será sufragado al 80% por Fomento y al 20% por las comunidades. La ayuda también durará tres años y se aplicarán los mismos límites de renta que para el resto de ayudas al arrendamiento: 22.558 euros de ingreso anuales o 25.800 en caso de familias numerosas.

Vivo en zona rural, ¿me ayudarán a comprar una casa?

Sí, es uno de los objetivos que se marca el Gobierno para evitar la despoblación rural. Se contempla una ayuda a la compra de vivienda de hasta el 20% del precio del piso que se adquiera, con un máximo de 10.800 euros y siempre que la casa no cueste más de 100.000 euros. Podrán disfrutar de esta ayuda los jóvenes menores de 35 años e ingresos inferiores a 22.558 euros anuales que vivan en municipios de menos de 5.000 habitantes. “Es una medida bastante acertada y podría tener impacto positivo en localizaciones donde la demanda es inferior a la oferta”, afirma Ferran Font, director de estudios de pisos.com.

¿A partir de cuándo podré solicitar este dinero?

El 15 de marzo se celebrará una conferencia intersectorial que repartirá el dinero presupuestado para cada comunidad y después tendrá que firmar Fomento con cada autonomía un convenio que plasme sus prioridades y reparto de las ayudas. Las competencias en vivienda son autonómicas, y las regiones pueden destinar o modificar lo que crean conveniente en su presupuesto. “Podrían empezar a otorgarse las ayudas en el momento de que las comunidades esten preparadas”, dice De la Serna que estima para ello un plazo de “dos o tres meses”.

¿Y está asegurada?

Depende de que exista presupuesto suficiente. “El dinero es finito”, explican fuentes del ministerio. El plan completo asciende a 1.443 millones durante los próximos cuatro años, un 62,4% más que el anterior. La cuantía destinada a ayudas para el alquiler se eleva a 563 millones de euros en ese periodo, algo más de 140 al año. “Es necesario dotar al Plan de objetivos cuantitativos por autonomías, con información del número de ayudas al alquiler que se pretenden conceder, pues de ello dependerá el éxito y alcance de esta norma”, aseguran desde el sindicato UGT.

Vía 20 Minutos.


Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*