Quiero reformar mi casa, ¿por dónde tengo que empezar?

reformar mi casa

Nadie dijo que reformar una casa fuera fácil. De hecho, es uno de los grandes quebraderos de cabeza de miles de propietarios que lo único que buscan es mejorar su propia casa, o su segunda vivienda. Precisamente por eso, y porque desde Alquiler Protegido queremos hacerte la vida más fácil, aquí tienes una serie de consejos para que reformar tu casa sea pan comido.

Busca profesionales

Puede que lo más económico sea hacer la reforma tú mismo, pero esto plantea dos problemas: el primero, que tú no lo harás tan bien como los profesionales, y el segundo, que tardarás más tiempo. Las reformas, y las obras en general ya son molestas, pero si encima se alargan, pueden ser un verdadero infierno.

Por eso te recomendamos que contrates a profesionales. Al final te quitarás de problemas, y el dinero que te hayas gastado valdrá la pena.

Solicita tres presupuestos

En el caso de que hayas decidido contratar a profesionales para llevar a cabo la reforma de la casa, no te quedes con el primer presupuesto: solicita tres y compáralos. Te recomendamos que no te quedes con el precio más barato, sino que compares todo lo que te ofrecen y cómo hacerlo. Además, busca opiniones externas y documéntate.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra Newsletter para recibir las últimas noticias y tendencias de nuestro blog. Prometemos no llenar tu buzón de correo basura.

 

Comprueba si necesitas licencia

Dependiendo de la magnitud de la reforma, necesitarás reforma o no. Para saber si lo que tienes pensando hacer necesita de un permiso especial, te recomendamos este post. Así saldrás de dudas.

Avisa a tus vecinos

Avisando a tus vecinos sobre la reforma, te evitarás problemas futuros. Las molestias ocasionadas (como el ruido, o la suciedad) no les sorprenderá, sino todo lo contrario, ya estarán advertidos y no podrán decirte nada.

Pide ayudas económicas a tu comunidad

Sobre todo si la mejora que vas a llevar a cabo repercute también en tus vecinos, a veces es recomendable hablar con tu comunidad. Si ellos están interesados en ayudarte con la financiación, puede ser una buena forma de repartir el gasto. Además, en ocasiones tus vecinos también tienen los mismos problemas con sus viviendas que tú. Si ese es el caso, una reforma conjunta siempre te beneficiará.

reformar casa


Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*