Prepara tu casa para el otoño

Prepara tu casa para el otoño

El otoño está a punto de llegar: el verano acaba y toca plantearse qué nos toca hacer en nuestra casa. Además de tener en cuenta el cambio de hora, también debemos recordar que las temperaturas van a ir descendiendo poco a poco, así que hay que prepararse.

No obstante, para que llegue el frío de verdad todavía quedan unas semanas, así que es mejor revisarlo todo ahora. Nunca se sabe si pueden bajar las temperaturas de forma inesperada.

Aquí tienes unos consejos para tenerlo todo a punto para la entrada del otoño:

Puesta a punto de la calefacción

Tanto la caldera como el resto de la instalación llevan unos meses de parada, por lo que antes de ponerla en marcha hay que realizar un puesta a punto. Si tienes dudas con la caldera, llama a un técnico, así evitarás sorpresas. Purga los radiadores y el circuito de agua. Las burbujas de aire instaladas dentro harán que la instalación caliente menos, por lo que la casa tardará más en alcanzar la temperatura ideal y tu factura energética se puede disparar.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Prometemos no llenar tu buzón de SPAM. Recibirás solo una newsletter al mes con novedades.

Revisa puertas y ventanas

En verano apenas se notan las corrientes de aire que se filtran por los huecos que dejan puertas y ventanas. Pero con la llegada del frío, además de molestas pueden afectar negativamente a nuestra factura energética. Si notas corriente de aire en una puerta, coloca un cortavientos de cepillo o un protector de escobillas en la parte de abajo y un burlete en el marco. También puede usar un burlete para mejorar el aislamiento de las ventanas. Los hay de diferentes tipos y medidas y se pueden encontrar en cualquier ferretería. En el caso de que alguna ventana esté en muy malas condiciones lo mejor es sustituirla por una nueva que garantice un aislamiento perfecto.

Sustituye los textiles de la casa

La llegada del otoño marca el momento ideal para sustituir los textiles de verano por los de invierno. Es hora de sacar las alfombras, las mantas del sofá, los edredones para las camas, etc. Es posible que su uso sea limitado a algunos días o noches de frío, pero cuando lleguen los primeros fríos ya estará todo preparado.

Cambio de armario

Aunque quizás es demasiado pronto para sacar la ropa de invierno, ya toca empezar a guardar la ropa de verano y ponernos al alcance la de entretiempo. El otoño se presta a las dudas a la hora de elegir la ropa por la incertidumbre climática, pero siempre es bueno tener a mano la ropa de abrigo.

Para poner en práctica estos consejos siempre hay que tener en cuenta la zona climática en la que se vive. No es lo mismo la costa que el interior, ni el norte que el sur, pero por regla general la llegada del otoño marca el inicio de un claro descenso de las temperaturas para lo que debemos estar preparados.

Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*