En verano crecen las estafas en el sector inmobiliario

estafas en el sector inmobiliario

Las estafas en el sector inmobiliario han aumentado durante los últimos dos años debido a la proliferación de inversores extranjeros.

5 millones de estafados al año

Fuentes policiales nos han confirmado el aumento de las denuncias en los últimos tres años.

Desde que se ha reactivado el sector inmobiliario, y los precios de los inmuebles han subido, los inversores extranjeros han puesto su foco en España. Esto no quiere decir que todos los inversores extranjeros sean estafadores, pero sí que los estafadores pueden camuflarse mucho mejor dentro de toda la oferta.

Se estima que este timo afecta a más de 5 millones de personas al año, unas cifras que no solo nos han alertado a nosotros y al resto de inmobiliarias, sino también a la Policía.

Las estafas pueden alcanzar varios millones de euros

Los casos más destacados a los que nos hemos enfrentado ascienden a estafas de 3 millones de euros. No obstante, debido a la cifra tan elevada de dinero, son los menos. La mayoría de las estafas van desde los 100.000€ hasta los 600.000€.

Se trata de cifras de dinero más asequibles para los propietarios, pero que en su conjunto suponen un daño superior a todos los clientes, ya que si las sumamos, superan a las estafas millonarias.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Prometemos no llenar tu buzón de SPAM. Recibirás solo una newsletter al mes con novedades.

El Rip Deal: la estafa más común y peligrosa

En el “Rip Deal” los estafadores buscan anuncios de ofertas inmobiliarias o de cualquier otra transacción con un alto valor económico. Cuando han dado con una posible víctima, se presentan ante los vendedores como empresarios solventes que están interesados en la compra del producto y que no tienen ningún problema en el precio.

A medida que el proceso avanza, proponen como sitio de encuentro un lugar en el extranjero, ya que por su trabajo no pueden ir a visitar el inmueble.

La estafa se produce de la siguiente forma: ellos ponen como condición que necesitan hacer un cambio de moneda. Dicen disponer de una gran cantidad de billetes de 500 euros que necesitan cambiar por billetes más bajos. Estos billetes son falsos, a excepción de una pequeña cantidad que utilizan para engañar durante la transacción. 

Quiénes son los principales afectados

Contrario a lo que se piensa, los principales afectados son particulares, ya que las inmobiliarias estamos más alerta y ya conocemos esta forma actuar. Son los propietarios de los inmuebles los que reciben ofertas normalmente superiores al precio ya fijado.

Estos particulares no suelen contar con asesores inmobiliarios que les asesoren, por lo que son el objetivo principal de los estafadores.

El perfil del estafador

Se trata de bandas organizadas que suelen tener un primer contacto con la víctima a través del teléfono. La llamada suele hacerse desde Reino Unido o Italia. El estafador manifiesta actuar en nombre de una tercera persona, empresario bien posicionado en toda Europa.

Una vez que se produce el intercambio de dinero, los estafadores suelen lucir relojes y ropa cara para mantener esa imagen de persona adinerada y bien posicionada en el mercado.

Cómo evitarlo

Para evitar este tipo de abusos recomendamos lo siguiente:

  • Conocimiento e información

Si conocemos cuál es el modus operandi de estas organizaciones, sabremos cuándo intentan estafarnos y cuándo no. Es importante dudar siempre que nos ofrecen un precio superior a la oferta ya fijada. Normalmente eso no trae nada bueno.

  • Contar con un asesor inmobiliario

Los asesores inmobiliarios conocemos estas técnicas, y pese a que también pueden ocurrirnos, no es lo más habitual, porque conocemos cómo actúan. Es nuestro trabajo asesorar a los propietarios y evitar que esto ocurra.

  • Denunciar las estafas

Es fundamental denunciar las estafas. Sabemos que el rastreo de los estafadores no es fácil, pues cambian de emails y de webs con facilidad, pero sí es cierto que cuanto más denuncias haya, más fácil se lo pondremos a la policía.

Para hacerlo se puede acudir a la Jefatura Superior de Policía Judicial de Madrid (91 582 23 47), a la Comisaría General de Policía (91 582 23 45, cgpj.udevg3@policia.es, a la Jefatura Superior de Policía Judicial de Barcelona (93 290 30 00) o al Grupo Estafas, Delincuencia Económica (93 290 33 79 ó 93 290 33 80).

Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*