Las claves del Feng Shui para tu hogar

feng shui

El 15 de agosto se celebra el Día Mundial de la Relajación, un momento perfecto para aprovechar las vacaciones del verano y aprender a vivir en armonía.

¿Sabías que más del 43% de la población mundial tiene problemas relacionados con el estrés?

Cuando llega el verano y cogemos las vacaciones de verano debemos aprovechar para desconectar completamente de nuestros quehaceres habituales. La rutina agota tanto física como emocionalmente, y nos hace incapaces de tomar ciertas decisiones correctamente. Uno de los beneficios de la relajación es ser capaces de mantener nuestro ambiente tranquilo y en armonía. Cuando vuelves del trabajo tu hogar puede ser un hervidero de malas vibraciones que no te harán nada de bien.

¿Y si aprovechas estas vacaciones para buscar la armonía en tu casa? Aprovechando el Día Mundial de la Relajación hemos preparado un tema muy especial: el Feng Shui en tu hogar. Pero, ¿has oído hablar del Feng Shui? Se trata de un arte ancestral basada en la cosmogonía china, que busca la mejora de las condiciones ambientales que fomentan el bienestar y la armonía general del individuo con su entorno. Si esto lo aplicamos a tu casa, se reduce a buscar el bienestar en tu hogar, a través de la organización y de la mejora continua de los espacios.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Prometemos no llenar tu buzón de SPAM. Recibirás solo una newsletter al mes con novedades.

Feng Shui: vamos a llenar tu casa de energía positiva

El Feng Shui se basa en el Yin Yang, en la Teoría de los Cinco Elementos y en el Chi, los elementos básicos establecidos por la metafísica china.

Yin Yang

Son las dos partes de la energía Chi, las dos caras de la moneda del Feng Shui. El Yang controla la luz, es activo y está expuesto. El Yin, en cambio, es lo oscuro, lo pasivo y lo reposado.

¿Por qué es fundamental encontrar la armonía en tu hogar con el Yin y el Yang? Para lograr el equilibrio entre los opuestos, que la energía fluya: tenemos que reservar espacios para relajación, y otros para la disposición de actividades. Si confluimos muchos espacios similares juntos, el equilibro se romperá y no encontraremos esa armonía.

El Chi

Significa “aire” y “aliento” y es la energía vital del Feng Shui. Pero no se trata de algo fijo, sino que se va moviendo en base a ciertos criterios.

Por ejemplo, en aquellos espacios abiertos que estén rodeados de naturaleza benefician la energía de nuestra casa. ¿Qué puede destruir el Chi? Los espacios cerrados sin ventanas, los rincones oscuros sin luz.

Si quieres evitar estos lugares y combatir las malas vibraciones, puedes usar espejos, colgantes o luces que le den vida a esos rincones más oscuros.

Los cinco elementos

El fuego, la tierra, el metal, el agua y la madera, esos son los cinco elementos que forman la energía de la naturaleza. Proporcionan la base formal para razonar las soluciones del Feng Shui y deben estar en armonía.

Estos elementos se pueden materializar tanto en objetos como en colores. Podemos tener una maceta de madera, y una lámpara azul que recree el color del agua.

Los tres puntos claves del Feng Shui

El Feng Shui contempla tres puntos claves en tu casa: la entrada, la cocina y los dormitorios.

  • La entrada controlará la cantidad de energía que ingresa a tu casa.
  • La organización de la cocina influirá en la energía que reciben los alimentos, un punto clave para mantener una dieta equilibrada y un desarrollo interior óptimo.
  • Los dormitorios son decisivos para tu recuperación, tu salud y para forjar los vínculos afectivos.

Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*