En 2018 el sector inmobiliario seguirá creciendo

sector inmobiliario en 2018

Parece que por fin se ve la luz al final del túnel. Después de que en 2017 presenciásemos la rehabilitación del sector inmobiliario, llegando a cifras anteriores a la crisis, las expectativas para 2018 son prometedoras.

Todo parece indicar que el sector inmobiliario en 2018 seguirá creciendo y que consolidará su crecimiento.

El sector seguirá creciendo hasta 2020

El sector inmobiliario consolida su recuperación, y seguirá con estas perspectivas hasta el 2020.

Dado que todos los indicadores de la demanda de vivienda son positivos, crece un 13% en tasa interanual, las expectativas sobre el potencial de la demanda indican que la tendencia continuará creciente en el medio plazo. Aunque, la contracción en la demanda de los hogares como consecuencia de los factores demográficos determina, según recoge el anuario, cierto grado de incertidumbre en el potencial de la demanda a largo plazo.

 

El precio seguirá subiendo
En cuanto a los precios en el sector inmobiliario en 2018, crecen por tercer año consecutivo para el agregado nacional, aunque no de forma generalizada. En la mitad de las provincias los precios siguen ajustándose a la baja existiendo grandes diferencias entre regiones. Es en las principales áreas de costa turística y metropolitana donde crecen con fuerza los precios y donde se concentran la mayor parte de las transacciones del país. Las expectativas en el medio plazo proyectan subidas generalizadas en los precios en casi la totalidad del territorio al concluir 2019: un 3,5% este año, un 4,4% en 2018 y un 4,6% en 2019.

 

El alquiler a la cabeza

El alquiler sigue siendo la selección predilecta del sector más joven. Sin embargo, esta predilección está desencadenando una demanda incapaz de ser cubierta por la oferta actual y, a la vez, suponiendo un más que notable aumento de los precios. Las estimaciones para este año no parecen desentonar con lo visto durante la recta final de 2017. La estabilidad económica y la lenta, pero progresiva, mejora en los salarios alimenta los que, para muchos analistas, son claros síntomas de que comprar o alquilar una vivienda saldrá más caro en los próximos doce meses.

Las cifras señalan el reflejo de lo vivido en los años previos a 2007, momento de la explosión de la burbuja inmobiliaria.

Fuente: Finanzas y 20 minutos.

Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*