Claves para reciclar en casa sin esfuerzo

reciclar en casa sin esfuerzo

Cada español genera unos 440 kilos de residuos en el hogar, y la suma de todos los hogares del país arroja unos 21 millones de toneladas de desperdicios al año.

Con datos como estos, cada vez se hace más necesario que los usuarios hagamos algo para evitar la contaminación en nuestro planeta. Existen mil formas para poder reciclar en casa sin esfuerzo. Pero entonces, ¿por qué nos cuesta tanto llevarlas a cabo? Es hora de dejar la pereza atrás y ponerte a ello.

En 2025 se producirán 6 millones de toneladas de residuos al día, el doble del nivel actual.

Crop people holding soil and sprout Free Photo

En junio se celebra el Día Mundial del Medioambiente, así que aquí van unos consejos para que aprendas a reciclar en casa sin esfuerzo:

Empezar por lo más básico: la educación

Todo empieza con la educación. Si desde pequeños hemos aprendido la importancia de cuidar de los recursos naturales y del medio ambiente nos será mucho más fácil poner en práctica métodos para reciclar.

Y nunca es tarde para aprender. En contra de lo que muchas personas piensan, el proceso de aprendizaje en las personas es continuo, así que nunca es demasiado tarde para ponernos manos a la obra. ¡Es hora de empezar a cuidar del medio ambiente en casa!

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Prometemos no llenar tu buzón de SPAM. Recibirás solo una newsletter al mes con novedades.

Usa cubos de colores

Como bien sabes, a cada color se le ha asignado un tipo de material o de residuo. Esta sencilla fórmula nos permite realizar una clasificación eficaz de las basuras y evita que nos estemos preguntando cada vez si lo hemos hecho bien o no.

Recuerda:

  • En el cubo verde reciclamos el vidrio.
  • Para el cubo amarillo reserva solo el plástico.
  • El cartón y papel va en el cubo azul.

Si tienes cubos de estos colores en casa, te acostumbrarás a separar y no te equivocarás de cubo cuando toque llevarlo para reciclar.

Reutiliza lo que merezca una segunda oportunidad

¿Sabías que los productos tienen más de un ciclo de vida? Cuando se acaba el primero no tienes por qué tirarlo. Para cuidar del medio ambiente no solo hay que reciclar, reutilizar es otro término que debemos emplear a la hora de configurar nuestro hogar.

¿En qué consiste reutilizar? En aprovechar objetos o productos que ya han cumplido su primer periodo de vida y usarlos para otra cosa, o mantenerlos en la misma función. Eso puede aplicarse a los juguetes o a la ropa, por ejemplo.

¿Qué conseguimos con esto? Disminuir el impacto que supone la adquisición de más artículos y unidades en el mercado.

Crop kid with toys on floor Free Photo

Evita comprar productos envueltos en plástico

Este material es uno de los que más tarda en descomponerse. Adicionalmente, en su fabricación se emplean recursos no renovables que podemos preservar si nuestra demanda disminuye. Se recomienda adquirir alimentos como frutas, verduras o huevos sin ningún envase o incluso con otros de tipo renovable.

Un truco que seguro te viene muy bien es no llevar bolsas de plástico a la compra. Es algo que la mayoría hemos instaurado en mi vida, pero se puede ir más allá: te recomendamos que te lleves bolsas de tela para la fruta y la verdura también. Así la reducción del impacto es doble.

Cambia tu modelo de consumo

Aquella idea de que cuanto más consumimos mejor nos sentimos ya no tiene sentido en el contexto actual. Todo lo contrario, debemos apostar por un modelo que se centre en necesidades reales y no en el mero hecho de consumir más productos.

Haz listas de la compra para evitar comprar productos innecesarios, y plantéate si realmente necesitas todo lo que has comprado. No solo ayudarás al medio ambiente, también ahorrarás.

¡Reciclar y cuidar del medio ambiente es más fácil de lo que crees!

Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*